martes, 13 de agosto de 2013

Al piano

Toda la vida quise aprender a tocar el piano, y como nunca es tarde para empezar, es ahora cuando estoy con mis primeros pinitos. Esta es la primera canción reconocible que me sé (más o menos). 

Tengo un millón de cosas que aprender. Como nunca estudié música, soy muy lenta leyendo las notas y me resulta imposible leer la partitura mientras toco (porque tampoco encuentro las teclas sin mirar), así que lo que me queda es aprenderme las canciones de memoria hasta que me vuelva más ágil. Pero como nadie nació aprendido, pues pienso perseverar y aprender a tocar como es debido.

Tocar el piano es una afición maravillosa. ¡Aunque requiere mucho tiempo y paciencia con uno mismo! :-)

Os la dedico a los que me leéis. Aquí estoy, right here waiting for you. :-)

(Siento el mal audio, está grabado con el móvil y el ruido de fondo es molesto).

video


6 comentarios:

Elisa dijo...

Enhorabuena!! Me ha sorprendido un montón. Te lo digo sinceramente. No me esperaba que lo hicieses tan bien para el poco tiempo que llevas.
Mi humilde consejo es que le quites un ratito de tiempo del ensayo al piano, y se lo puedas dedicar al solfeo. Te va a resultar muy útil poder interpretar las partituras, y estoy además segura que te va a gustar.
Besos

Mars Attacks dijo...

¡No puedo estar más orgulloso de ti! Y eso que la grabación impone y los nervios traicionan, que te tengo oída en directo y te sale todavía mejor :D

Marta dijo...

¡Gracias a los dos! Viniendo de dos expertos, son grandes cumplidos. :D

Las partituras ya las sé leer, Elisa, pero soy lenta. Entonces no me da tiempo a leerlas mientras toco. :S Con el tiempo y una caña, a ver. :-)

Hay veces en las que encuentro cosas en las partituras que no sé lo que son, pero ahí está Emilio para ir explicándomelas. Qué majo. ^^

Y sí, el solfeo está guay. Algún día haré sesiones intensivas, a ver si consigo reconocer las notas rápidamente según las veo, cosa que ahora no me pasa. ^^

¡Graciaaas!

Guti dijo...

Pero qué mujer. Me dejas aplatanao :-)

Lo que mola de la música es que es una afición para toda la vida. Un crucigrama lo terminas, pero el piano no se termina nunca.

Respecto al solfeo, no te preocupes; a poco que perseveres, pronto "encontrarás las teclas sin mirar" y leerás casi a primera vista. La buena (y la mala) noticia es que sólo hace falta practicar, no hay más secretos ni habilidades innatas ni nada.

Te digo un secreto: yo llevo yendo seguido a clases de guitarra (jazz) como siete años, la guitarra la empecé a tocar hace... ¡treinta! (¡dios!), toco algunas cosas relativamente difíciles, y... a estas alturas, en cuanto a leer estoy más o menos como tú: primero descifro y luego toco. Bueno, la guitarra es un instrumento especialmente "inadecuado" para leer, y de hecho conozco a muy, muy pocos guitarristas que sepan leer fluidamente (te aseguro que la inmensa mayoría de los que triunfan por ahí no saben). Pero con el piano lo conseguirás pronto, seguro (es un instrumento ideal para leer).

Muchos ánimos, y recuerda que con la música lo fundamental es disfrutar del viaje, todo el rato. Te vas a pasar toda la vida aprendiendo, así que disfruta de aprender; incluso la escala más tonta y más repetitiva. Hoy en día, si le digo a alguno de mis profes (virtusosos de la improvisación) "es que me cuesta mucho hacer X", prácticamente todos me contestan "A mí también".

Bienvenida al club :-) y lo del vídeo está excelente. Sí, es para estar orgulloso.

Guti dijo...

Ah, y otra cosa más: un gran acierto eso de que nunca es tarde para empezar. Eso de que para estudiar música hay que ser un niño de siete años es una enoooorme chorrada, y hay que acabar con ella.

Marta dijo...

Totalmente de acuerdo, Guti. Con la música y con todo, nunca es tarde para aprender lo que sea. ¡Si lo más bonito de la vida es aprender! :D

Me animas con lo de que practicando se consigue todo, porque si tuviera que depender de habilidades innatas lo tendría crudo. Pero como la disposición la tengo, pues entonces será cuestión de tiempo. No soy todo lo constante que debería, pero voy avanzando. A veces dejo de tocar dos o tres semanas, y luego vuelvo con todas las ganas y lo retomo donde lo dejé, practicando todos los días durante un mes. Y así voy. No soy muy disciplinada, pero intento mantener lo que voy aprendiendo. De momento da resultado. :-)

Con lo del solfeo empecé en la página teoria.com, que por si alguien le interesa, está genial para aprender. Con eso y con la ayuda de Emilio me las he arreglado hasta ahora.

El día que yo llegue a tocar el piano como tú la guitarra, Guti, me planto. Qué crack. Fíjate que yo pensaba que con la guitarra se podía leer mejor que con el piano, que era más fácil acostumbrarse a tocar sin mirar. Está claro que lo hacéis parecer mucho más fácil de lo que es.

Ale, ale, saludos musicales y a practicar. Ya casi me sé la siguiente canción, dentro de un tiempecito la pondré por aquí. :D