martes, 27 de agosto de 2013

What have I got. Final version.

He aprovechado este mes de parón para terminar el plano que había empezado hace tiempo. Espero que os guste. ¡Un saludo a todos!





martes, 13 de agosto de 2013

Al piano

Toda la vida quise aprender a tocar el piano, y como nunca es tarde para empezar, es ahora cuando estoy con mis primeros pinitos. Esta es la primera canción reconocible que me sé (más o menos). 

Tengo un millón de cosas que aprender. Como nunca estudié música, soy muy lenta leyendo las notas y me resulta imposible leer la partitura mientras toco (porque tampoco encuentro las teclas sin mirar), así que lo que me queda es aprenderme las canciones de memoria hasta que me vuelva más ágil. Pero como nadie nació aprendido, pues pienso perseverar y aprender a tocar como es debido.

Tocar el piano es una afición maravillosa. ¡Aunque requiere mucho tiempo y paciencia con uno mismo! :-)

Os la dedico a los que me leéis. Aquí estoy, right here waiting for you. :-)

(Siento el mal audio, está grabado con el móvil y el ruido de fondo es molesto).

video


sábado, 10 de agosto de 2013

¡A Valence! (Francia)

Imposible describir lo a gusto que estaba aquí en Barcelona, con los maravillosos compañeros de Bee and Bird, nuestra ración de risas diaria, nuestros continuos debates filosóficos, científicos y pseudocientíficos, y el intenso pero gratificante trabajo de terminar las animaciones a tiempo para las entregas.

Lamentablemente, hace ya casi dos semanas nos comunicaron que el proyecto se cancelaba. Casi nos lo dijeron con lágrimas en los ojos, pues nuestros jefes españoles ni pinchan ni cortan en este tipo de decisiones (la empresa es turca) y se sentían muy tristes ante la perspectiva de deshacer el equipo. Así que, tras el jarro de agua helada que supuso para nosotros enterarnos de un día para otro de que nuestra estancia en Bee and Bird tocaba a su fin, era  plan de ponerse las pilas y buscarse la vida.

Uno de nuestros compis consiguió trabajo el mismo día, aquí en Barcelona. ¡Bravo, Jordi!

Yo fui la siguiente: dos días después, me ofrecieron trabajo en TeamTo, en Francia, para animar Calimero.


Seré animadora junior, que después de haber sido senior es, en realidad, un descenso del "rango", pero la verdad es que no le doy la más mínima importancia. El rango ya vendrá con el tiempo y la dedicación. Ahora estamos Emilio y yo centrados en planificar cómo nos las arreglamos. Como el contrato es muy abierto ("al menos cuatro meses"), él se quedará aquí en Barcelona mientras yo me aventuro por Francia y veo lo que se cuece en la nueva empresa. La perspectiva de animar Calimero me encanta, me parece tremendamente bonito y creo que me voy a pasar las jornadas de trabajo con una sonrisa tonta en la cara. :D

Por supuesto, me he puesto a aprender francés como una loca, porque es una oportunidad inmejorable para aprender un idioma más (ya hablo inglés y alemán, aunque este último lo tengo muuuy olvidado), e imagino que me pasaré las tardes allí estudiando francés y siguiendo con mis prácticas de piano, instrumento que me va a acompañar en mi viaje, con la venia de Emilio, que es su legítimo dueño.

El repentino e inesperado despido de Bee and Bird ha desatado los debates sobre la inestabilidad del trabajo de animador, la necesidad de dejar a la familia para ir en busca de proyectos nuevos en otros lugares, lo difícil que es mantener una relación con este tipo de vida. Pero, visto lo visto, al menos hay trabajo para nosotros, aunque sea en otros lugares. Y cuando tengamos cierto "caché", siempre podremos arreglárnoslas para conseguir trabajos de freelance que despachar desde casa. Todo el mundo habla, además, de los períodos de sequía en esta profesión, así que lo que hay que hacer es ahorrar un poco para tener un colchón de dinero y poder sobrellevarlos. ¡Eh, nadie dijo que fuera fácil! :D